Aquí viví de joven. Aquí me hice periodista y sociólogo, gocé a mi familia, a mi madre y a mis hermanos, dos de los cuales aún viven por acá.

Aquí ha sido un honor volver ya de viejo, como Senador.

Tenemos enormes desafíos: transporte público de calidad; seguridad en nuestras calles; trabajo, que falta y mucho.

Anhelo que la riqueza de nuestra tierra no se la lleven y nos dejen sólo daños al medioambiente. Que no sigamos aumentando los campamentos y la situación de vida precaria. Anhelo que nuestra sociedad sea mas justa y que una nueva forma de entender a Chile parta por reconocer el valor de las regiones, especialmente el enorme valor de La Perla del Norte.

Gozo con la nobleza de la gente de mi tierra, el carácter trabajador y empoderado del nortino, ese sol que nos quema la piel pero que nos da energía y ganas de salir adelante.

Antofagasta, mi región, es un orgullo ser su representante.

En este espacio espero conversar sobre nuestra realidad.