SENADOR GUILLIER PROPONE PROYECTO DE LEY PARA “EMPLEO DIGITAL DIGNO”

Senador por Antofagasta señaló que “este primer año de gobierno se perdió sin reforma estructural alguna. Se habla mucho de apoyar y proteger a la clase media, pero el gobierno no manda los proyectos o no los discute y en lo único que avanza es en aquello que pretende beneficiar a los más ricos. Por eso proponemos trabajar de verdad sobre el empleo, aquello en que la clase media requiere más apoyo y más dedicación de las políticas públicas y leyes concretas”.

En conferencia de prensa con dirigentes de la Confederación Nacional de Trabajadores del Comercio, el senador Alejandro Guillier hizo un llamado al gobierno “para hacer un gran pacto nacional por el empleo decente, el empleo digno, con contratos, con estabilidad. Que en los grandes temas como la reforma previsional se tenga presente la precarización del trabajo”.

“Estamos disponibles a trabajar con las organizaciones, con los trabajadores y con el gobierno. Presentaremos una batería de iniciativas legales para abrir la discusión y apoyar de verdad a la clase media”, señaló el parlamentario.

El presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Comercio, Claudio Sagardias, expresó que “si estos son tiempos mejores, los trabajadores preferimos lo que tuvimos antes. En todas las grandes tiendas están reemplazando el empleo de jornada completa por empleos precarios, 4 horas de trabajo por 35.000 pesos mensuales. No es casualidad el crecimiento del comercio ambulante”.

La dirigente Macarena Ortega, directora de la Confederación y trabajadora de Call Center expresó que “el gobierno vive en un mundo paralelo, nos habla de terminar con la indemnización y con la protección a los trabajadores. En su mundo la cesantía no existe”.

Proyecto de Ley Empleo Digital Digno

Guillier explicó que “el primero de estos proyectos es buscar que la digitalización y automatización sea una buena noticia para los trabajadores. Por eso este proyecto de ley de Empleo Digital Digno. Buscamos asimilar al trabajador de las plataformas digitales a los derechos y garantías del trabajador históricamente en Chile. Creo que es una manera concreta y constructiva de avanzar”.

Según la OCDE, explicó el parlamentario, el 53% de los empleos en nuestro país pueden desaparecer como resultado de la automatización. Chile es uno de los 4 países del mundo con mayor riesgo, porque enfrenta una alta exposición a los riesgos de la transformación digital y un rendimiento limitado en término de oportunidades. Sólo en el retail, se perdieron 30 mil empleos el año pasado. 

“Si no hacemos algo ahora, en los próximos 10 años la mitad de los trabajadores chilenos corre peligro. El problema del empleo estructural, no coyuntural. Por eso un llamado a un trabajo unitario y nacional”.

Guillier explicó que las nuevas tecnologías son una oportunidad, pero también un peligro.

Desde lo positivo, aumentan la eficiencia de muchas actividades económicas. Permiten importantes reducciones de costos. Desde los desafíos en el trabajo: Aumentan las asimetrías de información lo que puede significar nuevas vulneraciones a los derechos de los trabajadores.

La pregunta que debemos responder es cómo adaptar los derechos laborales en los nuevos ambientes virtuales. Que por ganar flexibilidad y eficiencia, nuevos y mejores ingresos inmediatos, los trabajadores chilenos no pierdan derechos y conquistas históricas. Ese es el desafío.

Estamos remplazando trabajo remunerado por plataformas digitales. Muchos eran antes trabajadores dependientes.

Queremos adaptar la legislación a estos nuevos fenómenos, especialmente porque el Gobierno sólo anunció el otorgamiento de “seguridad social” a estos nuevos trabajadores sin especificar su contenido. No hay detalles, pero puede colegirse que serán tratados como “trabajadores independientes” sometidos a la precariedad del vínculo y sin derechos colectivos.

Nuestra propuesta es otra: Dar el carácter de trabajadores a los repartidores y en general, a aquellos que desempeñan funciones por medio de las aplicaciones.

Al dar el carácter de contrato de trabajo, sea por jornada parcial o completa, se fuerza a regular la jornada laboral, descansos diarios, el uso de  feriados, vacaciones, término de contratos de trabajo y además, deberán las empresas cumplir con las obligaciones de la seguridad social que establece nuestra legislación.

El proyecto es sólo una puerta, dadas las limitaciones constitucionales para su presentación. El proyecto abre una discusión referente a la nueva naturaleza de estos servicios, de la dependencia y subordinación de los repartidores, de futuras organizaciones sindicales y de su derecho a negociar mejoras en sus condiciones laborales. Del rol de aquellos capitalistas que, por ejemplo, compran una flota de vehículos para arrendarlos a un grupo de trabajadores de plataformas.

No basta con otorgar ciertas prestaciones sociales, es necesaria la dignificación de los trabajadores que se exponen diariamente en las calles de nuestras ciudades.

Pretendemos:

-       Establecer que los contratos celebrados entre repartidores y las empresas que operan o administran aplicaciones para entrega de alimentos u otros bienes son contratos de trabajo.

-       Establecer una regulación especial de la jornada laboral y de descanso, en atención a la naturaleza de sus funciones.

-       Establecer que le son aplicables las normas laborales para el término de los contratos.

-       Establecer que la escrituración de los contratos podrán ser por medios electrónicos, quedando uno en poder del empleador y otro en poder del trabajador.

-       Al dar el carácter de contrato de trabajo, automáticamente acceden a la protección de la legislación laboral.

luis conejeros